Tecnología


La tecnología Flow Focusing® de Cellena® ofrece una capacidad única de generación de gotas, partículas y cápsulas de manera no agresiva, consiguiendo tamaños homogéneos y diámetros controlables.


La tecnología Flow Focusing® fue descubierta en 1994 por el grupo de investigación del profesor Alfonso Gañán-Calvo y se basa en la producción de minúsculos chorros capilares que son "enfocados" hacia un orificio.


Flow Focusing® es un tipo de atomización neumática en el que, gracias al efecto aerodinámico que ejerce un fluido inmiscible sobre el fluido que forma el chorro, se puede controlar el tamaño de dicho chorro haciéndolo muy pequeño.


Tras la generación del chorro, éste se rompe en gotas muy pequeñas e iguales entre si. Estas gotas pueden mantenerse como tales formando aerosoles, o pueden ser secadas para dar lugar a partículas o cápsulas sólidas.